I.E. Jesus de Nazareth

Regresar


\"\"
RESEÑA HISTORICA
La Institución Educativa de Menores Jesús de Nazareth está ubicada en el sector Baldera, kilómetro 5 de la Caleta San José. En la zona conocida como Pampa de Perros, donde viven familias de condición muy humilde. Empezó a funcionar en el año 1986 como escuelita, con un número de 15 alumnos en un ambiente de quincha y barro. En el siguiente año (1987), se incrementa la población estudiantil llegando a un total de 50 niños y se inician los trámites para la creación de la escuela a través de la Beneficencia, obteniéndose su apertura mediante Resolución Ministerial N 0480 del 28 de abril de 1988. Tras esta resolución, toma el cargo de directora encargada la Srta. Inés Riojas, aumentándose año a año el grupo de escolares, por lo que se contrata los servicios de otra docente: la señorita Juana Liliana Jacinto Segura, como profesora de aula en el año 1991. Por iniciativa de ambas profesoras y al contarse con 100 niños, cantidad excesiva para llevar a cabo el proceso de enseñanza - aprendizaje, en 1997 se solicita a la Dirección Regional de Educación de Lambayeque una docente del nivel primario, siendo enviada la profesora Sra. Cruz Fernanda Peña Durand en 1998, quien asume la dirección desempeñándose además como profesora de aula del 5to. y 6to. grado. En el 2004-2005, en convenido con el Programa Social A Trabajar Urbano, la Beneficencia construyó dos aulas más de material noble, veredas y plataforma educativa, así como mejoró el mobiliario y renovó el material didáctico de esta escuela primaria de menores. Gracias a esta obra de infraestructura, los alumnos del sector Baldera estudian en mejores condiciones que les permiten elevar su nivel académico e incrementar las actividades culturales que allí se realizan. 

La Beneficencia de Chiclayo creó esta escuela hace 20 años, considerando su ubicación, para ayudar a la población infantil más necesitada de bajos recursos económicos. Durante todo ese tiempo se ha mantenido firme en su apoyo, con el propósito de contribuir al bienestar y super ación de los niños. Los presidentes de los diferentes directorios de esta Beneficencia siempre han mostrado gran interés por el progres o de la referida institución educativa, brindando una incondicional ayuda a través de las donaciones de útiles escolares, uniformes, entrega de desayunos y chocolatadas en épocas de Navidad; incluso preocupándose por su salud, dando orientación psicológica y charlas nutricionales, constituyendo todo ello en un invalorable aporte que hace nuestra entidad, para que los niños que habitan dicha comunidad campesina sepan leer y escribir. Lamentablemente, debido a la precaria condición económica que afligen a las familias de esta área rural, existe un grupo de  egresados que ha dejado de estudiar, por lo que la Beneficencia viene trabajando para fomentar a través de la escuela de padres, la importancia de la educación en el ser humano.